El jamón ibérico es un producto único en el mundo que se caracteriza por su increíble sabor, aroma y calidad, cualidades únicas que se consiguen tras seguir un proceso de elaboración artesanal que comprende la fase de salazón, lavado y asentamiento, secado y maduración. 

Una vez que el cerdo ha sido sacrificado y despiezado comienza el proceso de curación del jamón que comienza con la fase de salazón en la que se cubren las piezas de sal para lograr que el jamón se deshidrate y se conserve durante más tiempo. En este paso tienen lugar dos fenómenos importantes, por un lado, la deshidratación natural que se produce en el jamón tras estar en contacto directo con la sal por el efecto de la osmosis y, por otro lado, la penetración de la sal en el interior de la pieza que logra potenciar su sabor. Para que esto suceda de manera correcta es muy importante que la cámara donde permanecen los jamones tenga las condiciones óptimas de temperatura (entre 0 y 4 grados para evitar el desarrollo de microorganismos) y humedad relativa (entre el 75-95%). 

Gracias a la salazón el jamón adquiere ese aroma y sabor tan característico. Es un proceso delicado y muy controlado ya que cada pieza necesitará permanecer en contacto con la sal un tiempo determinado dependiendo del peso, la cantidad de grasa y la raza del animal, y para ello se establece la media de un día por cada kilo que pese el jamón. A mitad del proceso se da la vuelta a las piezas para que el reparto de la sal se produzca de manera homogénea, y una vez que el jamón adquiere los niveles óptimos de sal se procede a lavar la pieza para eliminar el exceso de sal. 

Desde hace más de 50 años en Nico Jamones elaboramos productos naturales siguiendo un método en el que aúnamos tradición, artesanía y el uso de nuevas tecnologías. La elaboración de jamones y paletas ibéricas y serranas de calidad es el resultado de nuestro compromiso contante con la calidad y el buen hacer. 

En nuestra tienda online puedes encontrar una selección de nuestros mejores productos y recibirlos en el plazo de tres días. Además podrás contratar nuestro servicio de corte a mano y envasado en sobres para que disfrutes del sabor del jamón como recién cortado.