Una de las cosas que más apetecen en invierno es un buen plato de cuchara, que nunca deben faltar en nuestras mesas.

Por eso os proponemos este potaje de garbanzos con jamón y espinacas templadas que hará la delicia de todos en casa, tanto grandes como pequeños.

Este potaje lo vamos a cocinar con poca grasa por lo que pese a ser un plato de garbanzos es poco pesado y poco calórico.

El toque de jamón es esencial en este potaje ya que es el ingrediente que le aporta todo el sabor al plato.

Las espinacas en esta ocasión la vamos a utilizar de ensalada, para poder ponerlas al final del todo sin cocinar y así poder aprovechar todos sus nutrientes, con el efecto del calor del potaje se templarán y darán un toque crujiente a nuestro plato.

 

 

Ingredientes / para 4 personas:

Tiempo de cocinado: 45 minutos

. 300 g de garbanzos secos
. 150 g de jamón en tacos Nico
. 150 g de espinacas para ensalada
. 1 cebolla mediana
. 2 ajos
. 100 g de tomate natural triturado
. 1 cucharadita de pimentón
. 1 cucharadita de harina
. 2 cucharadas de Aceite de oliva virgen extra
. Agua para cubrir los garbanzos
. Sal

Elaboración:

La víspera ponemos los garbanzos en remojo.

El día siguiente desechamos el agua y aclaramos los garbanzos. Picamos el jamón y lo ponemos en nuestra olla a presión junto con los garbanzos y un poco de sal, cubrimos de agua y ponemos a cocer durante 20 minutos o hasta que estén tiernos.

Mientras vamos preparando el sofrito. Para ello picamos la cebolla y el ajo y ponemos un par de cucharadas de aceite virgen extra en una sartén, sofreímos a baja temperatura con un poco de sal hasta que veamos que la cebolla esté tierna. Agregamos el tomate y dejamos cocinar.

Añadimos la cucharada de harina y dejamos que se tueste, por último, incorporamos el pimentón, damos unas vueltas y apartamos del fuego para que no se queme.

Agregamos este sofrito a los garbanzos cocidos y dejamos que de un hervor hasta que el sabor del conjunto esté a nuestro gusto.

Rectificamos de sal si fuera necesario.

A la hora de servir colocamos un puñado de espinacas para ensalada encima de cada plato.

Ya solo nos queda disfrutar de nuestro plato bien calentito en uno de estos días frío de invierno.

Cristina.

Si preparas esta receta nos encantaría verla! Instagram / Facebook

 

 

0