Nico Jamones sigue creciendo tras haber ampliado sus instalaciones en Ciudad Real en 2.500 metros cuadrados con el fin de mejorar la capacidad logística de almacenaje, de producción y de pedidos. El acto de inauguración, que tuvo lugar en octubre, contó con la presencia de la consejera de Economía, Empresas y Empleo de la Junta de Castilla-La Mancha, Patricia Franco; el primer teniente de alcalde, Nicolás Clavero; y el concejal de Promoción Económica, Cultural y Turística, José Luis Herrera.

La ampliación de la planta de Ciudad Real responde a la necesidad de la empresa de adaptarse al fuerte crecimiento que ha experimentado en los últimos años. Desde 2008 Nico Jamones ha conseguido triplicar su facturación a pesar de los años de crisis económica, y posicionar el jamón elaborado en Ciudad Real como uno de los productos referentes en el mercado nacional e internacional.

El proyecto de expansión de la fábrica ha supuesto una inversión total de 2.533.175,31 euros, cantidad en la que se incluye una ayuda concedida de 500.523,67 euros por parte de la Junta de Castilla-La Mancha, a través de su Consejería de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, de la cual el 75% ha sido financiada por el FEADER (Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural) dentro de su programa «Europa invierte en las zonas rurales».

Desde entonces no ha cesado el crecimiento e inversión de Nico Jamones, que ha participado con stand propio en la última edición de la feria Alimentaria y ha adquirido recientemente una nueva máquina de corte de jamón que dará lugar a una nueva línea de productos.

Además de estas modernas y, recién ampliadas instalaciones que Nico Jamones tiene en Ciudad Real dedicadas al deshuese, loncheado y expedición de jamones curados, la empresa cuenta con otra planta en la localidad de Luciana donde se elaboran jamones y paletas por piezas.