Cuando Nicolás González Alonso, fundador de Nico Jamones, llegó a la localidad ciudadrealeña de Luciana hace más de 50 años se enamoró de este marco natural incomparable situado en el valle que forma la confluencia de los ríos Guadiana y Bullaque. Una zona conocida por su aire y especiales condiciones que ha sido habitada por los pueblos celtíberos, asentada por los romanos y llevada a su esplendor por el emperador Felipe II.

Luciana es también la puerta de entrada a la Dehesa española donde se encuentran los principales lugares y denominaciones de origen del jamón ibérico. La belleza y especiales condiciones de la zona fueron razones suficientes para que el ‘Abuelo Nico’ decidiera instalarse y comenzar con el negocio de curación de jamones.

Desde su origen la seña de identidad de Nico Jamones ha sido la búsqueda de la calidad y la excelencia en todos los productos, una manera de trabajar que ha sido reconocida con varios galardones como el ‘Premio Alimentos de España al Mejor Jamón 2016 otorgado por el Ministerio de Agricultura, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente. El entorno natural con abundante vegetación y aire limpio, la elaboración siguiendo la manera tradicional, la búsqueda de la mejor materia prima y la apuesta por la innovación, han dado como resultado la obtención de productos de alta calidad que cuentan con el reconocimiento del público nacional e internacional.

Nico Jamones cuenta con una moderna planta en Luciana, donde se elaboran jamones y paletas por piezas, y en Ciudad Real que ha sido recientemente ampliada en 2.500 metros cuadrados y está dedicada al deshuese, loncheado y expedición de jamones curados. La ampliación de la planta de Ciudad Real responde a la necesidad de la empresa de adaptarse al fuerte crecimiento que ha experimentado en los últimos años. Desde 2008 Nico Jamones ha conseguido triplicar su facturación a pesar de los años de crisis económica y posicionar el jamón elaborado en Ciudad Real como uno de los productos referentes en el mercado nacional e internacional.

El acto de inauguración de las nuevas instalaciones contó con la presencia de la consejera de Economía, Empresas y Empleo de la Junta de Castilla-La Mancha, Patricia Franco; el primer teniente de alcalde, Nicolás Clavero; y el concejal de Promoción Económica, Cultural y Turística, José Luis Herrera.