fbpx

 

El jamón serrano es un alimento tradicional de nuestra gastronomía y muy valorado fuera de España. Su sabor, color y textura se obtiene tras seguir un lento y cuidado proceso de elaboración marcado por el cumplimiento de estrictas normas de calidad.

Si te gusta comer jamón serrano, pero crees que su consumo no es muy saludable por su alto contenido en sal, ya puedes quitarte esa idea de la cabeza. Investigadores de la Cátedra de Riesgo Cardiovascular de la Universidad Católica San Antonio de Murcia (UCAM) han participado en el proyecto europeo Bacchus y han obtenido interesantes resultados sobre los beneficios que el consumo moderado de jamón serrano podría aportar a nuestra salud.En concreto el estudio destaca los efectos positivos que tienen algunos péptidos que están presentes en la carne que ha sido curada durante un largo periodo de tiempo, como es el caso del jamón serrano. Los investigadores sostienen que además de ser un buen alimento para mantener a raya la presión arterial, el jamón serrano también podría ser beneficioso para controlar la diabetes y el colesterol.

José Abellán, director de la Cátedra de Riesgo y uno de los investigadores que ha participado en el proyecto, afirma que de demostrarse estos resultados estaríamos ante un alimento con importantes beneficios para nuestra salud por sus «excelentes propiedades nutritivas y cardiosaludables».

Si disfrutas comiendo jamón serrano en tapas, bocadillos o en platos más elaborados en nuestra tienda online podrás elegir entre una selección de nuestros mejores productos tanto serranos como ibéricos. En Nico Jamones somos expertos en elaborar jamones serranos de gran calidad que han sido reconocidos con prestigiosos galardones como el Premio Alimentos de España al Mejor Jamón 2016 que destacó el sabor del Jamón Serrano Gran Reserva Hembra o el Premio Gran Selección concedido a nuestro Jamón Serrano Reserva en las ediciones de 2017 y 2018