fbpx

El jamón serrano cada vez tiene más presencia en los mercados internacionales donde es reconocido por ser un producto de alta calidad que se obtiene siguiendo un proceso tradicional. Aunque la Unión Europea sigue siendo el destino mayoritario de los jamones españoles que se exportan, en los últimos años ha aumentado la demanda de este producto en los países latinoamericanos, sobre todo en México y Chile.

Este creciente interés supone una gran oportunidad para las empresas españolas, por eso desde el Consorcio Jamón Serrano Español -asociación integrada por las empresas más importantes del sector entre las que se encuentra Nico Jamones-, han puesto en marcha una campaña de promoción en Chile, donde la demanda de jamón serrano se ha multiplicado en un 700% en los últimos 3 años y las importaciones han pasado de 837 piezas en 2015 a 5.733 en 2017. Esta nueva campaña tiene como objetivo «replicar en América Latina las ventas ya consolidadas en Europa», según informó Manuel Fuentes, portavoz del Consorcio.

El éxito cosechado en el país andino se debe en parte al vino de uva carmenere, una variedad de uva típica en Chile que marida muy bien con el sabor del jamón serrano y que ha propiciado la unión gastronómica de dos países. El acto de promoción se celebró en la embajada española en Santiago y contó con la presencia del embajador Enrique Ojeda, quien destacó las cualidades y propiedades nutricionales del jamón. «Es una comida muy saludable, con proteínas, minerales, con vitamina B, y sobre todo una comida que es parte de esa dieta mediterránea tan saludable y tan necesaria en el mundo sedentario de hoy en día», señaló Ojeda.

Además de Chile, México es otro de los países de América Latina donde la asociación está llevando a cabo campañas de promoción y divulgación dirigidas al público general y profesional para convertir Consorcio Serrano en la marca de referencia en los mercados de Latinoamérica.

En Nico Jamones tenemos una clara vocación exportadora, por eso siempre hemos apostado por la elaboración de productos de calidad que representen fuera de nuestras fronteras lo mejor de la gastronomía española. Actualmente los jamones ibéricos y serranos de Nico están presentes en más de 40 países como Francia, Reino Unido, Bélgica, Japón, Alemania, México, Nueva Zelanda, Vietnam o Corea del Sur.