La última visita del presidente chino, Xi Jinping, a España se ha saldado con una noticia muy positiva para el sector cárnico español, ya que ambos países han llegado a un consenso para ampliar el acuerdo comercial que permitirá exportar carne y productos derivados del cerdo. El nuevo protocolo supone un cambio importante en la normativa vigente que establecía que solo se podían comercializar productos con una curación mínima de 660 días, por lo que solo estaba permitido el envió de jamón ibérico, aunque este tenía que estar deshuesado o loncheado. Ahora esa exigencia se ha reducido a 313 días y se permite también los productos con hueso, lo que abre la puerta a la exportación de patas de jamón enteras, jamón serrano y embutidos como el lomo, chorizo y salchichón a un país con más de 1.300 millones de habitantes.

Con este acuerdo «se abren grandes posibilidades para la industria cárnica al acceder al mayor mercado del mundo en unas condiciones muy ventajosas», según informó el Ministerio de Industria en un comunicado. Desde 2017 España es el país que más carne de cerdo exporta al país asiático, unas 323.000 toneladas al año por un valor de 500 millones de euros. A pesar de estos óptimos resultados China no es ni de lejos nuestro mejor cliente. La Unión Europea y en concreto Francia es quien ocupa el primer puesto con 700.000 toneladas adquiridas.

Aunque se han relajado las exigencias marcadas por China, para exportar productos cárnicos seguirá siendo necesario contar con el permiso de las autoridades chinas que no es siempre es fácil de conseguir. De hecho, de las 500 empresas que existen en el sector, tan solo 28 cuentan con el visto bueno para vender sus productos. Lo que es indiscutible es que la nueva normativa supondrá una gran oportunidad de negocio para las empresas dedicadas a la comercialización de jamones serranos como Nico Jamones, cuyos productos han sido reconocidos con varios galardones como el ‘Premio Gran Selección al Mejor Jamón Serrano‘ de Castilla-La Mancha en la categoría de Jamón Serrano Reserva o el Premio Alimentos de España al Mejor Jamón 2016 concedido por el Ministerio de Agricultura, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente de España.