fbpx

Es difícil resistirse al sabor de un buen plato de lomo, chorizo o salchichón y mucho más si son ibéricos. Su increíble aroma es un placer para el olfato, su potente sabor un gusto para el paladar y, si lo tomamos de forma moderada, también son muy beneficiosos para nuestra salud.

Los embutidos ibéricos se elaboran siguiendo un proceso tradicional a partir de una carne de gran calidad que debe tener como mínimo un 50% de raza ibérica. El chorizo es uno de los productos más representativos de la gastronomía española. Para su elaboración se utiliza la carne picada del cerdo a la que se le añade ajo, especias y pimentón y para que adquiera ese sabor único deberá pasar de 3 a 5 meses en bodega.

El lomo ibérico también procede del cerdo ibérico y se trata de una carne magra de gran calidad y sabor. Una vez adobado con pimentón, orégano, ajo y sal se deja reposar durante un par de días y se introduce en una tripa de cerdo (natural o artificial) para curarlo durante un periodo de dos a tres meses.

En el caso del salchichón la diferencia es que para su elaboración se utiliza pimienta negra, sal, cilantro y nuez moscada y que la carne se hierve antes de iniciar el proceso de curación.

Los embutidos son alimentos que se elaboran a partir de materias primas e ingredientes totalmente naturales y que cuentan con beneficiosas propiedades nutricionales, ya que son ricos en proteínas y minerales como el hierro, el zinc y el fósforo. Además, contienen un alto contenido de vitamina B12 que se encuentra principalmente en los alimentos de origen animal como el cerdo. Esta vitamina es muy importante para prevenir la anemia, mantener la salud de los glóbulos rojos y un buen funcionamiento del sistema nervioso.

En los embutidos también podemos encontrar otras vitaminas del grupo B como la B1, importante para obtener la dosis necesaria de energía al ser  responsable de metabolizar los hidratos de carbonos, y la B3 que se encarga del metabolismo energético de las células y contribuye a la reparación del ADN. Aunque los embutidos contienen un alto nivel de lípidos, la gran mayoría es grasa instaurada que ayuda a reducir los niveles de colesterol.

En Nico Jamones además de nuestros jamones ibéricos y serranos también podrás encontrar una selección de embutidos que, consumidos con moderación, son un placer para los sentidos y una fuente de nutrientes para la salud, pues han sido elaborados a partir de las mejores materias primas para obtener productos con gran sabor y calidad.