El chorizo es uno de los productos más tradicionales y emblemáticos de la gastronomía española. Su proceso de elaboración a base de ajo, especias y pimentón le otorga ese sabor y olor tan característico que le diferencia de otros tipos de embutidos con aspecto similar. Además, es un producto muy utilizado en la cocina por su potencial para realzar el sabor de muchos platos que comemos a diario como potajes, pastas, verduras o sopas,

El proceso de elaboración del chorizo y, en general, de todos los embutidos procede de la tradicional matanza del cerdo, una costumbre que se sigue celebrando en algunas zonas rurales de España en los meses de invierno debido a que el frío ayuda a la curación y el manteniendo de la carne en buen estado. Antiguamente el día de la matanza se vivía como un acto festivo en el que toda la familia se reunía para realizar distintas tareas enfocadas a aprovechar toda la carne del cerdo y así tener comida durante todo el año.

Para que el chorizo sea ibérico es esencial que la carne picada con la que se elabora el producto proceda de un cerdo ibérico. Después se le añade pimentón, ajo, sal y especies y se deja reposar como mínimo durante al menos 24 horas y se introduce en la tripa del cerdo. Pasado este tiempo comienza el proceso de curación en bodega durante un período de entre 3 y 5 meses con las condiciones de temperatura y humedad adecuadas. Durante el tiempo de curación se desarrollan procesos de reducción del contenido de humedad y tienen lugar una serie de reacciones que otorgan al producto unas características organolépticas particulares como el olor, sabor o color.

El chorizo ibérico consumido de manera moderada puede ser muy beneficios para la salud ya que es un alimento rico en proteínas, vitaminas del grupo B como la B1, B2 y B12 y minerales como el hierro, el zinc, el magnesio, el calcio, el selenio y el fósforo.

Si quieres llenar de sabor el momento del aperitivo o realzar tus platos con el mejor producto en Nico Jamones podrás encontrar nuestro chorizo ibérico y de bellota, así como chorizo dulce, picante o chorizo vela disponibles en piezas enteras, mitades o loncheados.