fbpx

En estas fechas podemos encontrar en muchos establecimientos y tiendas especializadas una gran variedad de jamones y paletas, pero para que no nos den gato por liebre es necesario saber distinguir el tipo de producto que estamos comprando (de bellota 100% ibérico, de bellota ibérico, de cebo ibérico o de cebo de campo Ibérico) y su precio real en el mercado para no dejarnos llevar por ofertas de última hora que podrían resultar engañosas. El objetivo es acertar con la compra del jamón y que su increíble sabor, textura y aroma conviertan a este plato en uno de los protagonistas en nuestras comidas y cenas de Navidad.

La entrada en vigor del etiquetado por colores para identificar a los distintos tipos de jamón ibérico supone una guía esencial para que el consumidor sepa el tipo de producto que está comprando, la raza del cerdo y la alimentación que ha recibido. Por eso es muy importante que antes de decantarse por un jamón ibérico nos fijemos si lleva alguno de estos cuatro precintos de colores (negro, rojo, verde o blanco) y el logo de Asici (Asociación Interprofesional del Cerdo Ibérico que respalda este sistema de identificación).

El precinto de color negro es para el jamón de bellota 100% Ibérico que procede de cerdos que han sido alimentados a base de bellotas y hierbas en la dehesa. La etiqueta roja engloba al jamón de bellota ibérico que viene del cerdo con un 75 o 50 por ciento de raza ibérica y que durante la época de engorde ha comido bellotas y hierbas. La etiqueta verde identifica al jamón de cebo de campo que procede de ejemplares con un 100, 75 o 50 por ciento de raza ibérica y que han recibido una alimentación a base de piensos de cereales y leguminosas y hierbas del campo. Y, por último, el precinto blanco clasifica al jamón de cebo ibérico. En este caso el cerdo puede tener un 100, 75 o 50 por ciento de raza ibérica, ha sido criado en granjas y alimentado con piensos de cereales y leguminosas.

Además del precinto de colores el jamón o paleta debe incluir el etiquetado de la empresa que elabora o comercializa el producto y debe incluir el tipo de producto, la alimentación del cerdo, el porcentaje de raza ibérica del animal y el nombre de la empresa certificadora que garantiza su calidad. Esta información certifica al consumidor la calidad del producto y le ayuda a elegir con mejor criterio el jamón ibérico que más se ajuste a su presupuesto, gustos y necesidades.

Si estas navidades quieres disfrutar del mejor sabor ibérico en Nico Jamones podrás encontrar una gran variedad de jamones ibéricos que han sido seleccionados con mimo y cuidado para ofrecer a nuestros clientes productos de excelente calidad que destacan por su sabor, aroma y textura. Puedes realizar tu compra cómodamente a través de nuestra tienda online y recibirlo en un plazo máximo de 3 días laborables. Esta Navidad que no falte un Gran Nico en tu mesa.