Esta receta de canelones de jamón es una apuesta segura si tienes que quedar bien.
La combinación del jamón con la berenjena rebozada con pan y queso manchego, más la mozzarella y el calabacín es absolutamente maravillosa.

Cada ingrediente hace su papel para compensar sabores, punto de salado y cremosidad.

No es una receta especialmente alta en calorías, ya que a pesar de que la berenjena va rebozada y frita, el resto se cocina en el horno sin ningún tipo de aceite más.

El queso mozzarella y las verduras compensan muy bien el punto de sal del jamón. Por lo que te recomiendo que tengas especial cuidado al salar la berenjena y el calabacín.

 

Vamos con la receta de este entrante maravilloso.

Ingredientes (para 4 personas):
1 berenjena
1 calabacín
8/10 lonchas de queso mozzarella en lonchas
2 huevos
Pan rallado
Queso manchego curado o parmesano
400 g de Jamón Serrano Gran Reserva en lonchas
Aceite de oliva virgen
Sal

Elaboración:

Cortamos las berenjenas longitudinalmente en láminas finas, salamos y dejamos unos minutos en un escurridor para que pierdan el amargor.

Mientras tanto preparamos el rebozado, en un plato batimos los huevos y en otro plato ponemos el pan rallado con el queso y mezclamos bien.

Retiramos la sal de las berenjenas bajo el chorro del grifo y secamos con papel absorbente. Pasamos por huevo y luego por la mezcla de pan y queso. Reservamos en una bandeja y mientras tanto ponemos a calentar aceite de oliva en un sartén.

Vamos friendo a fuego medio por tandas todas las láminas de berenjena. Cuando veas que el queso se dora es el momento de retirarlas sobre papel de cocina.

Cortamos los calabacines a lo largo en láminas finas. En una sartén pon un chorrito de aceite. Cuando esté caliente asamos las láminas a fuego lento hasta que estén tiernas.

Precalentamos el horno a 200ºC calor arriba y abajo.

Extendemos dos láminas de jamón serrano, sobre ella una lámina de berenjena rebozada, una lámina de calabacín y una loncha de queso mozzarella, enrollamos como si fuera un canelón, si hace falta te puedes ayudar de una brocheta para sujetarlo y que no se desmonte al hornearlos.

Ponemos los canelones en una fuente de horno y horneamos durante 8/10 minutos o hasta que veamos que el queso se derrite.

Servimos inmediatamente, podemos acompañar de una ensalada o de una buena salsa de tomate casera.

Espero que disfrutéis esta receta.

0
Abrir chat
¡Encantados de poder ayudarte! ¿Necesitas algo? 😋
Nuestro horario de atención al cliente es de 9:00 a 18:00 de lunes a viernes.
Déjanos tu mensaje, te respondemos en cuanto estemos disponibles.