Nicolás González Alonso es el fundador de Nico Jamones, un especialista del mundo de la alimentación que se convirtió en el primer gran seleccionador de sabores. Tras muchos años al frente del negocio decidió ceder el testigo a la segunda generación que hoy en día tripula con éxito el proyecto iniciado por el abuelo Nico.

Nicolás González Espadas dirige la empresa familiar dedica­da al curado de jamones serranos e ibéricos con sede en Ciudad Real. El cuidado del sabor tradicional, la selección de las mejores materias primas y el uso de la tecnología más avanzada han propiciado el desarrollo del negocio familiar. Más de 50 años elaborando un producto sano, asequible y de calidad para que las familias sigan disfrutando del jamón de cada día.

Nico Jamones vende a distribuidores (B2B) y consumidores (B2C) y está presente en las principales cadenas de distribución españolas. La empresa cuenta con dos instalaciones, una moderna planta de logística en Luciana y las oficinas en Ciudad Real junto al AVE, que han sido recientemente ampliadas.

Las exportaciones suponen el 25% de la facturación y para conseguirlo se ha hecho un gran esfuerzo para homologar las fábricas y cumplir con las exigencias de los distintos países en cuanto a producto y etiquetado. Nico Jamones está presente en más de 40 países destacando las cifras de exportación en Francia, Reino Unido, Bélgica, Japón, Alemania, México y Corea.